Maneras que arruinan una noche de pasión

Actitudes que debes evitar para no arruinar una noche de pasión


Todos, en algún momento, hemos cometido algún ‘pecado’ a la hora de estar con nuestra pareja o algún ligue y, sin querer, arruinamos esa noche de pasión que tanto esperábamos. No te sientas mal, es más común de lo que crees. Por eso, hoy hablaremos sobre estos errores y cómo evitarlos para que el deseo sexual esté al máximo.


¿Qué arruina una noche de pasión?


Ir al grano sin preliminares


El juego previo a la acción es importante; permite prepararse en lo físico y emocional, sobre todo a las mujeres, lo que facilita disfrutar al máximo el momento.

Solución: darse unos momentos para gozar de besos y caricias; si bien hay ocasiones en que todo marcha bien sin tanto preámbulo, la mayor parte del tiempo hay que tomarlo con calma.


Dejar que gane la monotonía


Esta es la manera más fácil de que el deseo sexual se venga abajo en una noche de pasión; hacer lo mismo, en la misma posición, en el mismo lugar, en el mismo momento, no ayudará mucho.


Solución: existen opciones para salir de la rutina; platiquen acerca de qué les gustaría hacer, pueden tener nuevas experiencias, como juegos de roles, satisfacer sus fantasías, utilizar disfraces, ver y leer contenido erótico juntos… Hay que pensarlo menos y actuar más.


Inseguridad y timidez


Estos dos términos están prohibidos en la cama; también pueden arruinar el momento de pasión.

Solución: no hay nada más sexy que una persona segura de sí misma, sabedora de lo que tiene para ofrecer y lo que quiere.


Ropa poco seductora

Van a tener sexo, no a ver películas animadas. ¡Ojo! Esto no solo va para las mujeres, quienes se preocupan más por eso, sino también para los hombres, pues es muy fácil bajar la excitación con ropa interior de caricaturas o de abuelito.

Solución: ropa sexy para la ocasión será de utilidad para levantar el ánimo; para ellas hay lencería de encaje, medias, transparencias, tacones…, y ellos pueden usar ropa interior pegada (sin exagerar), de colores lisos y sin calcetines.

Ropa poco seductora

Olores desagradables

Cuesta creerlo, pero sucede. Mal aliento, calcetines olorosos, aroma a cigarro, exceso de perfume que llega a marear, y más.

Solución: una buena higiene personal es imprescindible en una noche de pasión, ropa limpia y sin abusar de las lociones. También sirve llevar unos chicles o mentitas para mejorar el aliento.


No soltar el celular

No soltar el celular


Estar con alguien, pero sin dejar de mandar mensajes o ver las redes sociales es una falta de respeto; demuestra poco interés.

Solución: todo lo demás puede esperar; es momento de disfrutar, así que ¡adiós teléfono!


Actitud pasiva


Querer que la otra persona decida, haga y tome la iniciativa es algo aburrido y le baja las ganas a cualquiera.


Solución: hay que proponer, ser proactivos y expresivos, llenarse de pasión y dejarse llevar para que ambos gocen el momento.

Celos


¿Cómo acabar con una buena noche de pasión? Dejar que los celos tomen el control; crea dudas, malentendidos, incertidumbre, incluso si es solo de un ligue. Imagínate qué fácil es terminar con el deseo sexual al portarse de manera tóxica.

Solución: repetimos, ese momento es para pasarlo bien, olvidar todo lo demás, disfrutarse uno al otro. Los celos no tienen espacio.

Estas son algunas de las maneras que arruinan una noche de pasión. Y tú, ¿cuáles otras conoces?


Noche de pasión