Adicción a la pornografía, ¿cómo saber si la padeces?

Adicción a la pornografía, ¿cómo saber si la padeces?


Todos sabemos que las adicciones son malas; traen complicaciones y siempre las relacionamos con drogas o alcohol; pero ¿pensarías lo mismo del porno? Muchos hombres y mujeres suelen ver este tipo de material; sin embargo, ¿cuándo puede considerarse un problema?, ¿cómo saber si es adicción a la pornografía? ¡Conoce más!

¿Qué es la adicción a la pornografía?


Según la Real Academia Española de la lengua (RAE), una adicción es la dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio físico; en este caso a la pornografía, que también se relaciona con la adicción al sexo.

Admitámoslo; alguna vez hemos visto algún video de este tipo, que nos haya gustado o no, es otro asunto. Es común que llame la atención, en especial a los hombres. La pregunta es: ¿por qué?

Cuando hacemos o vemos algo que nos gusta, el cerebro libera dopamina, un neurotransmisor que provoca placer y deseo, por lo que repetimos la acción para mantener esa sensación. Esto puede aplicarse a cualquier cosa, como comer, tener sexo, comprar y, sí, ver porno. Aquí es donde cabe la frase “todo con medida”, porque este tipo de material genera exceso de dopamina, y la reacción en el cerebro es de dependencia, pues se acostumbra a esas altas cantidades, y pide cada vez más.
La pornografía comienza como un entretenimiento, aunque con el tiempo, llega a alterar por completo la idea del sexo, y si no hay cuidado, puede llegar a ser una adicción.

¿Cómo saber si eres adicto a la pornografía?

Ver material pornográfico
  • Pasas mucho tiempo viendo este material
  • Lo prefieres a estar con tus amigos o pareja
  • No puedes estar ni un día sin ver porno
  • Cada vez necesitas materiales más fuertes y explícitos
  • Interrumpes tus actividades cotidianas por ver pornografía
  • Tu conducta sexual ha cambiado y prefieres el porno a tener sexo con tu pareja, porque ya no te sientes satisfecho
  • Es imposible controlar tus impulsos y buscas esos materiales en lugares que no debes, como el trabajo o sitios públicos
  • No puedes concentrarte en tus actividades diarias
  • Te sientes deprimido, irritable, aislado y culpable
  • Ocultas lo que haces y le mientes a la gente cercana
  • Borras con regularidad tu historial de búsquedas
Quizá ves porno por curiosidad, o por buscar algo de estimulación extra, pero si comienzas a sentirte mal y ansioso, y te identificas con algunos puntos, es probable que la adicción a la pornografía se esté apoderando de tu vida. ¡No lo permitas!

¿Cómo acabar con esta adicción?


Como cualquier adicción, no será fácil; el primer paso es admitir que tienes un problema; el segundo, pedir ayuda.

  • Acude con un especialista para un tratamiento o conocer técnicas para lidiar con esta adicción
  • Pon toda tu fuerza de voluntad para evitar acceder a sitios pornográficos
  • Presta atención en los factores que despiertan tu interés a verlos
  • Elimina el material que tengas en tus dispositivos
  • Cuando sientas ganas de ver pornografía, concéntrate en hacer otra cosa
  • Apóyate en las personas cercanas
  • Puedes ir a grupos con el mismo problema
Acude con un especialista para un tratamiento y lidiar con esta adicción.
Ayuda para superar la adicción
Superar esta adicción a la pornografía será progresivo; debes tener paciencia y pensar en positivo. Verás que pronto estarás mejor.

Difunde esta información entre tus amigos… nunca sabes quién puede tener un problema parecido.