Condón femenino: Una opción más para tu protección

Seguramente has oído sobre el condón femenino, pero quizá no tengas muy claro su uso y características. Es una opción más para que te protejas durante el sexo. Y mientras más conozcas sobre los métodos anticonceptivos, más seguridad tendrás, y así sólo te preocuparás por tu placer. Sigue leyendo y conoce más sobre este condón.


¿Qué es el condón femenino?

Este preservativo es muy parecido al condón masculino. Crea una barrera que impide que los espermatozoides lleguen hasta el óvulo, evitando un embarazo. Ambos son los únicos métodos anticonceptivos que protegen contra enfermedades de transmisión sexual.

Características del condón femenino

Es una funda delgada y transparente, como cualquier condón masculino. Está hecho de poliuretano o nitrilo. Tiene dos anillos flexibles en cada orilla. El primero es cerrado, y se coloca dentro de la vagina. El segundo tiene un diámetro más grande y queda fijo fuera de la misma, cubriendo genitales. También se puede usar para el sexo anal.

Como la mayoría de los métodos anticonceptivos, si se utiliza de manera correcta, tiene gran margen de eficacia. Sin embargo, ninguno es 100% seguro. Si lo colocas adecuadamente, su eficacia es del 95%. Pero si no lo haces bien, ésta puede disminuir hasta llegar al 79%, según la Organización Mundial de la Salud.

Ventajas y desventajas del condón femenino

Ventajas:

  • Se puede colocar horas antes de la relación sexual.
  • Protege más de algunas infecciones ya que los genitales permanecen cubiertos.
  • No se sale de lugar por los anillos que los mantienen fijo.
  • Su uso no afecta la flora vaginal.
  • Reemplaza el condón masculino. Recuerda nunca usar ambos, ya que se pueden romper.
  • Es 5% más eficaz que el condón masculino.

Desventajas:

  • Es más complicado de colocar y extraer.
  • No es tan popular ni conocido como el condón masculino.
  • Puede causar irritación en algunas mujeres.
  • Puede haber fricción, restando placer. Pero se arregla con lubricante.
  • Llega a generar ruidos que podrían resultar molestos durante el sexo. Lo que también se evita usando lubricante.
  • Es más costoso que el condón masculino.

Cuidados de los condones

Al igual que el condón masculino, requiere cuidados para mantener su efectividad.

  • Revisa la fecha de caducidad, si ya expiró, ¡no lo uses! Siempre es preferible invertir en nuevos condones.
  • Procura abrir el sobre del condón cuidadosamente con tijeras. Evita hacerlo con los dientes o las uñas, ya que podrías romper el condón sin notarlo.
  • No lo guardes en la cartera, bolsa del pantalón o en la mochila. Lo mejor es traerlos en una caja que no se maltrate o se doble.
  • Evita exponerlos al sol.
  • Antes de colocarlo, checa si el preservativo tienen algún orificio. Hazlo de nuevo al terminar la relación sexual.
  • Asegúrate de colocarlo adecuadamente. Aquí te decimos cómo hacerlo.

¿Cómo usar correctamente un condón femenino?

  1. Abre el sobre con cuidado y ubica el anillo cerrado. Apriétalo con el pulgar y el índice para que quede con forma larga y estrecha.
  2. Para introducirlo debes colocarte en una posición cómoda. Ya sea parada con un pie encima de una silla, acostada, etc. Descubre cómo te es más fácil.
  3. Coloca el dedo índice en el interior del condón para llevarlo hasta el fondo.
  4. Después acomoda el otro anillo para que cubra los genitales externos.
  5. Tras la eyaculación, quita el condón apretando el anillo externo, y retorciéndolo delicadamente para asegurarte de que el semen queda dentro. Luego tira hacia fuera con suavidad.
  6. Revisa que no tenga algún orificio y tira en la basura.

Como ves, el condón femenino es muy útil y eficaz. Dale una oportunidad y sabrás si es el método anticonceptivo que necesitas.