La abstinencia sexual puede presentarse por largos periodos, debido a la falta de pareja estable, aunque no siempre es un obstáculo, una enfermedad, falta de deseo, traumas, embarazo, etc.

Descubre qué le pasa a tu cuerpo por la abstinencia sexual

Cuando tenemos relaciones íntimas sin protección, pensamos en las consecuencias: embarazos no deseados o enfermedades infecciosas, pero no recapacitamos en qué le pasa al cuerpo por la abstinencia sexual, ¿cierto? Si es tu caso, pronto saldrás de dudas. Investigamos para ti los pros y contras. ¡Sigue leyendo!


¿Falta de sexo?

Lo sabemos, el sexo es genial (si se practica responsablemente) y no solo hablamos de las sensaciones, la experiencia y la cercanía con la otra persona, sino de los muchos beneficios para la salud.

La abstinencia sexual puede presentarse por largos periodos, debido a la falta de pareja estable, aunque no siempre es un obstáculo, una enfermedad, falta de deseo, traumas, embarazo, etc.

Sea cual fuere la razón, tu cuerpo experimentará ciertos cambios conforme pasa el tiempo sin sexo. ¿Quieres conocer cuáles son?

Así pasa, menos sexo, menos ganas, porque las hormonas que aumentan el deseo sexual se producen en menor cantidad

¿Cómo afecta a tu cuerpo la abstinencia sexual?

  • Estrés y mal humor

Seguramente te ha pasado que, después de una noche de pasión con tu pareja, al otro día todo es relajación. Y al revés, cuando tienes varios días (semanas o meses) sin acción, surgen estrés y ansiedad. Durante el sexo, el cerebro libera endorfinas que ayudan a relajar mente y cuerpo; por eso estás más feliz. Pero si no tienes sexo, te invade el mal humor.

  • Menos infecciones urinarias

Se sabe que las relaciones sexuales aumentan el riesgo de padecer una infección urinaria, en especial, a las mujeres. Obviamente, si dejas de tener relaciones, este peligro disminuye considerablemente. Punto para la abstinencia sexual.

  • Se adelgazan las paredes vaginales

El sexo es el ejercicio de las paredes vaginales. Mientras más lo haces, más se fortalecen estos músculos; pero si te abstienes, poco a poco se adelgazan. ¿Esto es malo? Como tal, no trae consecuencias, pero cuando tengas relaciones, el orgasmo no será tan intenso.

Otra consecuencia es la pérdida de lubricación, lo que hará del sexo un acto doloroso y con menos sensibilidad.

  • Falta de deseo sexual

¿Has notado que, después de un periodo de soltería, el sexo ya no te interesa tanto? Así pasa, menos sexo, menos ganas, porque las hormonas que aumentan el deseo sexual se producen en menor cantidad.

  • Tu sistema inmunológico se debilita

¿Sabías que hacer el amor dos o tres veces por semana aumenta tus defensas? Esto es porque hay un incremento de la inmunoglobulina A, proteína que combate infecciones. En tanto, la falta de sexo debilita el sistema inmune y te hace más susceptible a enfermedades.

  • Mayor probabilidad de problemas sexuales

La abstinencia sexual puede pasar factura a los hombres porque aumenta el riesgo de disfunción eréctil y hasta de cáncer de próstata. ¿Por qué? Las eyaculaciones ayudan a eliminar sustancias dañinas. Además, si el pene no se “usa”, va perdiendo su fuerza.

  • Cero riesgos sexuales

Es decir, sin sexo, no hay embarazos ni enfermedades de transmisión sexual. ¡Ojo! Hablamos de abstinencia total, porque si solo andas jugando, aunque no haya penetración, también hay peligros. Otra palomita para la abstinencia.

  • El corazón también sufre

Las relaciones sexuales son un excelente ejercicio cardiovascular, fortalecen el corazón; pero si dejas el sexo, tendrás que salir a correr para cuidarlo y mantenerlo en forma.

¿Se acabó el sexo? Sea cual fuere la razón, esto afectará tu relación; el sexo es una manera importante de relacionarte con tu pareja
  • Problemas en la relación

¿Se acabó el sexo? Sea cual fuere la razón, esto afectará tu relación; el sexo es una manera importante de relacionarte con tu pareja. Si es por alguna enfermedad, al principio habrá comprensión, pero podría ser causa de fuertes problemas.

Cada persona tiene una razón para abstenerse, y es respetable. Sin embargo, ahora sabes lo importante que es en tu vida. No solo hablamos de sentir placer y disfrutar, sino de estar saludable. ¡Una razón más de tener relaciones! Eso sí, siempre con precaución.