Diferencias entre orgasmos femeninos y masculinos

Diferencias entre orgasmos femeninos y masculinos


Todos hemos experimentado un orgasmo en nuestra vida; esa explosión de placer que tanto se disfruta, aunque con el tiempo, es posible notar que no es lo mismo para las mujeres que para los hombres. Esto se debe a varias razones, por eso hoy te contamos más sobre las diferencias entre orgasmos femeninos y masculinos.

¿Qué es un orgasmo?



Es una respuesta del cuerpo ante los estímulos generados durante la excitación; se manifiesta en contracciones involuntarias de los músculos pélvicos y genitales. A su vez, en una sensación placentera por demás agradable que libera endorfinas.

¿Qué lo caracteriza?



Aparte de estos espasmos, hay un aumento en el ritmo cardiaco y en la respiración, se eleva la presión sanguínea, el cuerpo se enrojece, hay sudoración y, al terminar, llega la somnolencia.

El orgasmo es uno de los objetivos que todos buscamos en el sexo (aunque no es el único). Hombres y mujeres lo experimentan de diferente manera.

Las diferencias entre orgasmos femeninos y masculinos



  • Duración
    Esto se refiere a dos aspectos: el tiempo que se tarda en llegar al orgasmo y el que dura este. En el primer punto, los hombres son los más beneficiados porque pueden alcanzarlo con mucha facilidad, mientras que a las mujeres les toma más porque requieren mayor concentración y estimulación.

    Por el otro lado, el orgasmo masculino dura entre 3 y 10 segundos, que se quedan cortos ante los 20 segundos que experimentan las mujeres.

  • Frecuencia
    Un dato curioso es que 75 % de los hombres llegan al orgasmo y, en el caso de las mujeres, ese porcentaje se reduce hasta 65 %; sin embargo, cuando las condiciones las favorecen, ellas tienen la gran habilidad de conseguir orgasmos múltiples. Los hombres también pueden, pero no es tan común.

  • Repetición
    Otro punto a favor de las mujeres es que pueden volver a la acción casi de inmediato, mientras que ellos necesitan un tiempo para recuperarse. A esto se le llama “estado refractario”. Es el periodo que un hombre debe esperar antes de poder eyacular de nuevo. ¡Ojo!: el orgasmo y la eyaculación no son lo mismo, suelen aparecer juntos, pero no siempre es así.

  • Estimulación
    Otra de las diferencias entre orgasmos femeninos y masculinos, es cómo reaccionan ante la estimulación.

    Los hombres pueden alcanzar el orgasmo solo al recibir estímulos visuales y genitales; las mujeres necesitan más que eso, desde juegos preliminares, besos, caricias, estimulación de zonas erógenas y el mayor tiempo que puedan darles antes de tener sexo. Y vale la pena el esfuerzo porque el orgasmo femenino suele ser potente.

  • Placer
    Aquí los dos ganan; en ambos casos la intensidad del orgasmo es mucho mayor cuando se tiene sexo: es más intenso que al masturbarse o con estimulación oral.
Orgasmo femenino

Consejos para lograr un orgasmo


Seas hombre o mujer, el orgasmo debe disfrutarse, y aquí te dejamos algunas recomendaciones para lograrlo:

  • Es importante olvidar todo lo que está alrededor y concentrarse solo en las sensaciones
  • Practicar ejercicios de Kegel
  • Explorar todo el cuerpo para descubrir nuevas sensaciones
  • Probar diferentes posiciones
  • Tener nuevas experiencias y cumplir fantasías
  • Hacer ejercicio para tener mayor condición física y, así, evitar detenerse en el mejor momento
  • Practicar ejercicios de respiración
  • Autoexplorarse para conocerse bien; saber qué sí y qué no funciona al estar con otra persona
  • Dar tiempo a los preliminares
  • Dejarse llevar por la pasión

Ya conoces las diferencias entre orgasmos femeninos y masculinos. De esta manera, es más fácil encontrar un punto medio para que ambos disfruten y logren el anhelado momento de placer.