Fumar afecta la vida sexual

Fumar afecta la vida sexual


¿Eres de los que se fuma un cigarro después de haber tenido relaciones sexuales como señal de triunfo y placer? Si es así, sigue leyendo y entérate cómo este hábito puede afectar tu desempeño sexual, pero además originar otros malestares, como mal aliento, alteraciones hormonales o problemas en su lubricación.



Así perjudica el cigarro tu vida sexual


Todo mundo sabe que fumar daña los pulmones, pero en los hombres, el “cuate”, también sale “bailando”, pues de acuerdo con los expertos en salud, la probabilidad de padecer disfunción eréctil por fumar es de 60 %.

Esto va más allá de un problema físico, pues origina ansiedad respecto a la relación de pareja, al perder la capacidad de conseguir o mantener una erección, lo que impide tener relaciones sexuales plenas y placenteras. A esto se le añade el daño en la confianza y la autoestima de quien la padece.


La disfunción eréctil también tiene su origen en otras afecciones, tales como: colesterol elevado, diabetes, hipertensión; fractura en el pene, consumo de ciertos medicamentos, estrés o depresión.

La nicotina y sus efectos en la vida sexual


Esta sustancia no es tu amiga; al contrario, entorpece la circulación de la sangre en las arterias del pene, lo cual dificulta la erección. De ahí la importancia de dejar este hábito dañino para tu salud física y sexual.

El cigarro perjudica tu vida sexual

Por si esto fuera poco, el consumo de nicotina también puede provocar:

  • Afectaciones en la producción y movilidad en los espermatozoides
  • Infertilidad
  • Trombosis
  • Cáncer
  • Enfermedades cardiovasculares
Fumar es un hábito que acelera la disfunción eréctil

¿Qué otros factores originan una disfunción sexual?


Sí, fumar es un hábito que acelera la disfunción eréctil. Pero también existen otros factores que pueden presentarse a lo largo de la vida y generar una disfunción sexual, algunos son: fatiga, cansancio, monotonía, insatisfacción, miedo a no satisfacer a la pareja o eyaculación precoz.


Dejar de fumar mejora la vida sexual


Ahora que ya sabes que fumar no te aporta nada bueno… ¡Abandona ese hábito de una vez por todas! Hazlo por tu salud, y por tu placer. Aquí, algunas recomendaciones para dejar el cigarro:


  • Proponte una fecha para dejar de hacerlo
  • Ubica los motivos que te hacen fumar y piensa si vale la pena
  • Haz ejercicio
  • Busca apoyo psicológico
  • No acudas a sitios donde fumen

Dejar de fumar sí es posible; cuesta trabajo, pero todo es cuestión de querer hacerlo. Cada que pretendas “echarte” un cigarro piensa: Fumar afecta mi vida sexual.


¡Inténtalo! Tu salud te lo agradecerá.