¡Póntelo bien!

Siempre ten a tu alcance un condón en buen estado, cuya fecha de caducidad no haya vencido. Esto es muy importante, ya que un condón que ya caducó no te ofrece la misma protección ni tiene la efectividad esperada.

ilustración de abriendo un paquete de condón1.- En el momento apropiado (con el pene erecto) abre el paquete con las manos, con mucho cuidado. No lo abras con los dientes, tijeras o uñas. Si se rasga o rompe el condón, puede permitir el paso del esperma o el intercambio de fluidos con tu pareja e incrementar el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual.


ilustración, tomar el condón por la punta2.- Toma el condón de la punta y con tus dedos índice y pulgar saca el exceso de aire que esta parte del preservativo tiene. Coloca el condón en la cabeza del pene. El lado correcto es el que te permite deslizarlo. Si pones lubricante (que sea de base de agua) dentro del preservativo, solo pon un poco en la punta para evitar que se salga el condón en un momento inesperado.


ilustración, colocando el condón en la base del pene3.- Desenrolla el condón con cuidado hasta que llegue a la base del pene. Si el pene no tiene circuncisión, baja la piel antes de colocar el condón. Si vas a usar lubricante este es el momento de ponerlo.



ilustración, quitar el condón4.- Después de la eyaculación y con el pene aun erecto quita el condón sosteniéndolo de la base para evitar esparcir el semen. Finalmente, anuda el condón y ponlo en un basurero. Usa un condón nuevo para cada acto sexual.