¿Qué son las disfunciones sexuales?

¿Por qué te da sueño después del sexo? Entérate de todo

Típico; tienes un gran momento con tu pareja, todo romántico y, al final, caes en un sueño profundo después del sexo. ¿Te suena? En general, les sucede más a los hombres, mientras que las chicas, al contrario, se animan, quieren platicar y ser apapachadas. Ahí puede haber problemas, pero la pregunta es ¿por qué pasa esto? Te lo explicamos.


¿Sueño después del sexo?

Durante y después de tener relaciones sexuales, el cuerpo experimenta una revolución de hormonas, que llevan del placer al sueño. Lo que sucede es que el cerebro, en especial el masculino, está programado para desactivar las sensaciones de deseo posterior al sexo, relajarse y descansar. Esto se da porque hay una secreción masiva de oxitocina y la prolactina. La primera reduce los niveles de estrés, y la segunda, genera un aumento de somnolencia. Así, ¿cómo no querer dormir?

Falta de deseo sexual
Disfunción eréctil

El periodo refractario es otro factor que debes tomar en cuenta. Es una fase de la relación sexual casi inexistente en las mujeres (lo que puede ayudarles a tener orgasmos múltiples. En los hombres se da después de la eyaculación (no del orgasmo), y provoca que no respondan a la estimulación, ni sean capaces de excitarse hasta que esa fase, variable y personal, termine.

La prolactina cumple un papel importante en el periodo refractario. Cuando se eleva, el chico se siente satisfecho y solo quiere descansar para recuperar energía; pero al disminuir, ya está listo para comenzar de nuevo.

Por su parte, ellas también sienten ese deseo de dormir, pero en menor medida, y liberan una hormona llamada “vasopresina” que les genera ganas de acurrucarse, conversar, y abrazarse para establecer y fortalecer el vínculo con su pareja. Bueno, ahora entendemos por qué hay tantas quejas de mujeres, pues ese periodo de descanso enfría la situación.

Nuestro consejo para que ambos estén felices, es sencillo. Chico, imagina que la situación fuera al revés y ella se girara a descansar después del sexo, como si no le importaras. ¿Te gustaría? Haz un esfuerzo para aguantar un poco antes de caer en sueño profundo, apapacharla y abrazarla. Esto, además de hacerlos sentir mejor y conectarlos, les evitará problemas innecesarios.

Chica, comprende que tu pareja no se duerme por egoísmo, falta de interés o aburrimiento, lo hace como parte de las reacciones de su cuerpo. Es como cuando haces ejercicio físico (el sexo en realidad lo es), y lo único que quieres es reposar. En vez de molestarte, acurrúcate con él y aprovecha ese momento para unirse más.

Falta de deseo sexual

Aquí lo importante es que los dos disfruten antes y después del sexo, que queden satisfechos y preparados para otro round.

Difunde esta nota con tus amigos.