Microinfidelidades.

¿Qué son las microinfidelidades?


Quizá pienses que siempre has sido fiel por no tener una aventura, pero ¿qué dices de las microinfidelidades? Sí, piropeas por WhatsApp o niegas a tu pareja por alguna razón. Todos hemos sentido atracción por una persona diferente, y hasta cierto punto es normal, lo importante es no caer en actos que puedan dañar la relación.

Microinfidelidades


Las microinfidelidades son aquellas acciones que parecen inofensivas e irrelevantes relacionadas con alguien que no es tu pareja y que no siempre se consideran infidelidad como tal. Son muy comunes, y a veces, ni nos damos cuenta cuando las estamos cometiendo.

Sentirse atraído por otra persona va a pasar, tarde o temprano; somos humanos, y como no somos ciegos, podemos apreciar el atractivo de las personas a nuestro alrededor. Todo va bien hasta ahí, pero se puede pasar a algo más sin notarlo. Veamos qué se considera microinfidelidad:

• Negar a tu pareja

¿Por qué pasa? Para saber si la otra persona está interesada, o quizá no la estés negando, solo no la mencionas, y también cuenta.

• Coquetear por Whatsapp

Sí, la microinfidelidad por Whatsapp se da más de lo que te imaginas. Las plataformas digitales nos han abierto la posibilidad de comunicarnos fácilmente, pero también de que haya infidelidad en la pareja. Intercambio de mensajitos, fotos, piropos “inocentes”… También se da en otras redes sociales, sobre todo, cuando te la pasas buscando el perfil de otra persona o de tu algún ex, das ‘like’ a sus fotos y haces comentarios de lo bien que se ve.

• Te arreglas más de lo normal

Cuando pasas un tiempo con tu pareja, se va perdiendo un poco la intención de arreglarte en exceso; que quede claro que no por falta de interés, sino porque se sienten cómodos juntos y se conocen bien.
Coquetear por Whatsapp
Entonces, imagina que, de repente, te preocupas más por la ropa que usas, en hacer ejercicio, cuidar lo que comes, en mejorar tu aspecto, etc., y no por una vida saludable, sino por agradarle a alguien. ¡Es una señal de alarma!

• Otras microinfidelidades:

No estás engañando físicamente a tu pareja, pero:

  • Pones en clave el nombre de la persona en tus contactos.
  • Se te ilumina la cara cuando llega su mensaje.
  • Mandas o recibes fotos comprometedoras.
  • Envías mensajes subidos de tono.
  • Te acercas mucho a esa persona y coqueteas.
  • Tienen conversaciones muy seguido, incluso hasta en la madrugada.
  • Procuras que tu pareja no se entere de los mensajes que recibes.
Arreglarse más de lo normal
No es necesario tener problemas de pareja para que las microinfidelidades aparezcan. A lo mejor se dan por esa emoción de algo nuevo o de tener la atención de otra persona, sin la intención, en ningún momento, de caer en el engaño.

¡Ojo! Aunque parezca inofensivo, no sabes lo fácil que es pasar al siguiente nivel, así que mejor piénsalo antes de continuar. Además, recuerda que tu pareja también puede pagarte con la misma moneda y no te va a gustar la idea.

Y seguramente te preguntas, ¿se perdona una microinfidelidad? Eso depende de la otra persona, ya que hay quien no considere fuerte un coqueteo o los mensajes con piropos, sin embargo, alguien más puede no soportar ni eso. Cada cabeza es un mundo.

Aquí lo importante es que antes de caer en las microinfidelidades, analices qué harías si estuvieras en el lugar de tu pareja. Si tienes una buena relación y la respetas, mejor cuídala y deja a un lado a las demás personas. No permitas que algo pasajero, arruine lo que tienen.