¿Qué efectos tiene sobre tu cuerpo el uso del DIU?

Si tienes una vida sexual activa y aún no está en tus planes tener hijos, debes utilizar algún método anticonceptivo. El DIU es una excelente opción, por su gran efectividad es muy recomendado por los ginecólogos. Aquí te contamos un poco más sobre este método.


El DIU es un dispositivo intrauterino en forma de T, que se coloca en el útero para evitar embarazos, a largo plazo. Se trata de un método reversible, es decir, que cuando se quita, vuelves a ser fértil.

Hay dos tipos de DIU: los que contienen cobre (no son hormonales, y evitan que el esperma alcance y fertilice el óvulo), y los que liberan la hormona progestina (impide que los óvulos sean liberados por los ovarios). Su efectividad es de 95 a 99 % y duran entre tres y 10 años, depende del tipo que elijas.

Y como cualquier método anticonceptivo, tiene efectos sobre tu cuerpo. Algunos de ellos son:

  • Si te decides por el dispositivo no hormonal, este no provoca aumento de peso o brotes de acné, como otros métodos. Sin embargo, suele aumentar el sangrado durante la menstruación tanto en cantidad como en duración, y los cólicos pueden ser más dolorosos. Estas molestias solo deben durar de tres a seis meses.
  • También puede presentarse dolor abdominal, por un breve tiempo, así como alergias y, en pocos casos, anemia por el aumento en la pérdida de sangre.
  • Al final, se trata de un objeto ajeno al organismo y, en ocasiones, este lo rechaza, por eso debes estar pendiente de que tu cuerpo no lo expulse. Lo sabrás si en algún momento no sientes los hilos del dispositivo.
  • En casos muy raros puede presentarse la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), para esto debes estar atenta a secreciones vaginales con color, consistencia u olor anormal.

Sin duda, el DIU es muy eficaz y brinda mucha protección, además son más las ventajas que las desventajas. Si decides utilizarlo, recuerda visitar regularmente a tu ginecólogo para corroborar que todo esté bien.