Es una práctica basada en el tantra, en el caso del sexo, busca que las parejas presten atención a todos sus sentidos y al cuerpo completo, y no solo al área genital, logrando alcanzar el mayor placer

¿Sabes qué es y cómo te ayuda el sexo tántrico?

¿Qué es el sexo tántrico?

Es una práctica basada en el tantra, y ahora te preguntarás qué es eso, pues se trata de una tradición esotérica oriental muy antigua. Tampoco imagines cosas raras, en el caso del sexo, busca que las parejas presten atención a todos sus sentidos y al cuerpo completo, y no solo al área genital, logrando alcanzar el mayor placer.


Pero no acaba ahí, su objetivo es que tengan una fuerte conexión energética y espiritual, que vivan en equilibrio y armonía para experimentar la sexualidad más allá del simple acto sexual. Interesante, ¿verdad?

El sexo tántrico suele dar curiosidad a personas que quieren salir de la rutina, tener nuevas experiencias con su pareja y disfrutar otro nivel en su vida sexual. Llevar a cabo esta práctica no es fácil, porque sentir placer sin involucrar las zonas erógenas es un gran reto, aunque no imposible.

Si aún no te convences, piensa en esto. Siempre andan corriendo, tienen pendientes, llegan cansados de sus actividades, y ¿dónde queda el sexo? Cuando tienen tiempo, suele ser lo mismo. Entonces, ¿por qué no intentar algo nuevo y diferente? Verás cómo su relación mejora en todos los sentidos.

El sexo tántrico suele dar curiosidad a personas que quieren salir de la rutina, tener nuevas experiencias con su pareja y disfrutar otro nivel en su vida sexual

Características del sexo tántrico

  • Autoconocimiento y aceptación: es importante que conozcas tu cuerpo, que sepas lo que te gusta y lo que no. Además, aceptarte tal como eres así como a la otra persona es básico y no solo en el sexo, sino en la vida.
  • Contacto físico y visual: aquí es importante verse a los ojos, sentirse, acariciarse y besarse para hacer que la energía sexual fluya con calma. Tal vez te parezca algo común, pero esto te ayudará a relajarte, a lograr una conexión con tu pareja, para irse excitando poco a poco, sin prisas.
  • En esta práctica nadie es superior, no existe lo feo ni lo malo, lo puro o impuro.
  • Otras prioridades: en el sexo tántrico, el objetivo final no es llegar al orgasmo, es solo una parte, es decir, no debes centrarte solo en eso, sino es disfrutar cada paso del camino; pero no te desanimes, te aseguramos que no te arrepentirás.
Contacto físico y visual pero esto te ayudará a relajarte, a lograr una conexión con tu pareja, para irse excitando poco a poco
¿Qué pasa con las posturas del sexo tántrico?
  • Orgasmo completo: con esto nos referimos a buscar un orgasmo en todo el cuerpo, hasta en zonas poco exploradas, y aunque te cueste creerlo, sí se puede acercándose al clímax y dejando que la sensación desaparezca Imagina lo que sentirás con algo así.
  • ¿Qué pasa con las posturas del sexo tántrico? Cuando por fin llegó el momento del sexo, no arruines el momento con prisas; todo debe seguir tranquilo, con movimientos lentos y controlados, respirando al mismo tiempo y mirándose a los ojos. Recuerda no pensar en el orgasmo, centra tu mente en lo que estás sintiendo y llegará el gran final.

El sexo tántrico es más difícil de lo que crees, pero te traerá muchos beneficios. ¡Inténtalo!

Comparte con tus amigos para que conozca esta práctica y disfruten más de su pareja.