Tips para comprar un vibrador

El sexo no sólo es para hacerte sentir bien y para acercarte a tu pareja, sino que es un gran aliado para tu salud y te ofrece muchos beneficios. Por eso te damos más razones para que disfrutes de esos momentos de placer.


Eligiendo tu primer vibrador

Quizá no estés segura de qué buscar, existen de diferentes tamaños, colores, formas, etc. Pero lo primero que debes hacer es quitarte cualquier tabú o pena sobre su uso. Muchas mujeres, e incluso hombres, los han utilizado y/o agregado a sus rutinas de pareja. Recuerda que los vibradores son una buena forma de salir de la monotonía, así que olvídate de cualquier prejuicio y pon atención.

¿Qué tipo de estimulación buscas?

Parte de tu elección depende de esto, ya que la forma del vibrador varía según la zona que busques estimular. Hay algunos que únicamente son para el clítoris, otros para el punto G, o para ambos, e incluso hay aquellos que ayudan a tener multiorgasmos. Existen muchos tipos, sólo debes saber qué quieres.

Que no te dé pena comprarlo

Actualmente es muy normal comprar en sex shops, ya sea condones, películas eróticas y porno, lencería, lubricantes, vibradores y muchos más. Así que no debes avergonzarte por buscar una forma de disfrutar más tu sexualidad. Pero si de plano te incomoda, puedes adquirirlos a través de internet.

Elige bien el tamaño y material

Los vibradores están hechos de distintos materiales, entonces es importante que escojas uno que te haga sentir cómoda, sin que te moleste. Hay de látex, silicón, plástico, cerámica y hasta metal. Considera si quieres uno duro o flexible, grande o pequeño, frío o caliente, para el agua, recargables, etc. Tienes mucho para elegir.

Que no se enteren los demás

Si bien son vibradores, trata de buscar uno que no haga ruido y que no vibre demasiado para que lo uses sin preocupación de que los demás se enteren. Elige un producto de buena calidad para que amortigüe el ruido.

Olvida todo

Para que éste y otros juguetes sexuales funcionen, igual que cualquier sesión con pareja, es importante que te concentres en lo que vas a sentir y disfrutes. Al principio tal vez te parezca extraño, sobre todo, si lo usas sola, pero poco a poco te acostumbrarás a las sensaciones placenteras que te provocará. Olvídate de la pena, de los prejuicios, de las preocupaciones… sólo déjate llevar.

Buscando las características ideales

Como te dijimos más arriba, existen muchos tipos y modelos de vibradores. Elige uno que se adecúe a tu bolsillo y a tu personalidad. Hay algunos muy caros, incluso bañados en oro y con diamantes, otros que manejan diferentes niveles de intensidad para usarlos según las circunstancias. También busca uno que te encante en todos los sentidos, en el color, el tamaño, la forma, las funciones. Recuerda que será tu compañero de placer y debe ser perfecto.

Consejos de uso

Si lo usas con tu pareja, trata de que se ponga condón, y también si lo pasas de la vagina a la zona anal. Si optas por algún tipo de lubricante, asegúrate de que sea compatible con el material del vibrador, el más recomendable es con base acuosa, ya que sirven para cualquier tipo de material sin estropearlo.

La limpieza ante todo

Aunque es un aparato sólo para ti, y si así lo decides, para tu pareja, debes limpiarlo antes de utilizarlo la primera vez y después de cada uso. Primero, para garantizar que tiene la higiene adecuada para que lo utilices, y segundo, para que no se estropee y te dure mucho tiempo. Recuerda que es para zonas delicadas y susceptibles a infecciones, así que no te arriesgues. Lávalos con jabón neutro y déjalo secar al aire, no uses toallas.

Checa, decide y disfruta