Yoga y sus beneficios sexuales

Practicar yoga te ofrece muchas bondades que son reconocidas en todo el mundo. Ya que esta disciplina trae grandes beneficios a nivel físico, mental, emocional, espiritual, etc. Y es sorprendente la manera en que ayuda a que te sientas mejor por dentro y por fuera. Pero quizá no sepas mucho sobre el yoga y sus beneficios sexuales. Sigue leyendo y descubre por qué esta práctica será tu aliada para aumentar el placer.


Beneficios del yoga

El yoga no es un deporte. Es una práctica milenaria procedente de la India. Y se ha convertido en un estilo de vida para cuidar y fortalecer el cuerpo, pero también la mente y el alma.

Tal vez a muchas personas les parezca sólo una forma de flexionarse y contorsionarse extrañamente. Pero lo cierto es que esta disciplina tiene muchos beneficios para quienes la practican. Te contamos algunos de ellos:

  • Proporciona control sobre el cuerpo.
  • Brinda equilibrio y paz interior.
  • Ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad.
  • Aumenta el metabolismo, ayudando a perder peso.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Aumenta la flexibilidad y la fuerza muscular.
  • Corrige las malas posturas.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Mejora la memoria, la concentración y el poder mental.
  • Incrementa la resistencia del cuerpo.
  • Brinda energía.
  • Ayuda a dormir mejor por las noches, entre muchos otros.

Como ves son muchas las bondades del yoga. Y lo mejor es que cualquier persona puede practicarlo, sin importar edad, sexo, peso, condición física, etc. Todos pueden disfrutar de los beneficios del yoga.

Pero falta ese interesante uso de esta disciplina que está relacionado con el sexo.

Yoga y sus beneficios sexuales

Como se menciona arriba, practicar yoga trae consigo múltiples beneficios. Uno de los cuales ayuda a mejorar tu vida sexual y aumentar el placer.

Por ejemplo, el yoga es muy útil para aliviar el dolor tanto físico como emocional. De esta manera, ayuda a relajar los músculos, en este caso, los de la zona pélvica. Así facilita el acto sexual, logrando llegar al orgasmo con mayor facilidad.

Hacer yoga constantemente también eleva el apetito sexual. Esto se debe a que hay mejor circulación sanguínea, por lo que la sensibilidad en todo el cuerpo aumenta. Y por consiguiente, también la libido.

Otro beneficio es que ayuda a crear y fortalecer la conexión con tu pareja, tanto física como espiritualmente. Además, el yoga te brinda autoconfianza, que se ve reflejada a la hora de estar con tu pareja. Ya que a veces la inseguridad sobre el cuerpo impide disfrutar plenamente del sexo. Así con el yoga todo se desarrollará con facilidad y confianza.

Incluso pueden tomar clases de yoga juntos, conectándolos desde el principio, haciéndolos cómplices, para al final, puedan practicar lo aprendido.

También es útil por la flexibilidad y fuerza en los músculos que esta disciplina te ofrece. Esto te permite tener mayor resistencia y probar nuevas posiciones durante el sexo, para no caer en la temible rutina.

En el caso de los hombres, sobre todo cuando ya tienen más edad, les ayuda con los problemas de eyaculación precoz y disfunción eréctil.

El yoga y sus beneficios sexuales pueden ser grandes aliados para mejorar tu vida sexual y disfrutar al máximo. Sólo debes darle una oportunidad a esta disciplina para deleitarte con sus maravillosas bondades. ¡A practicar se ha dicho!